Pobre Margarita (Segunda parte)

Lectoras mías: Hace tiempo que publiqué sin que lo supiera su dueño, los fragmentos de un diario o libro de recuerdos. Me interesó la suerte de una pobre joven y creo que a vosotros os interesará también: Margarita. ¿Os acordáis de ella? ¡Pobre criatura…! Dejó un libro manuscrito con sus memorias y por casualidad he leído algo de él. Os diré como ha sido.

Mi amigo Carlos que es el que escribió los fragmentos que yo he publicado, es un hombre como habréis comprendido, de corazón y de sentimiento espiritual y apasionado. Desde la muerte de Margarita, su vida ha sido más triste que de costumbre, hasta que la casualidad le hizo conocer a una joven, casi una niña llamada también Margarita. Sea que la chica era muy bonita y sencilla sin ser estupenda; ora que su nombre le hiciera amarla en recuerdo de su muerto amor, lo cierto y lo seguro es que se ha casado hace un año y no se ha arrepentido todavía. Está visto que mi amigo Carlos es el más afortunado de los mortales.

Leer másPobre Margarita (Segunda parte)