Gólgota y Tabor

En la historia del cristianismo hay dos montes que fueron el palco de situaciones excepcionales. Uno es el Gólgota, donde Jesús fue crucificado; el otro es el tabor, donde el Maestro se encontró con los espíritus materializados de Moisés y Elías.

¿Por qué entonces solo el Gólgota es recordado por los cristianos? ¿Por qué solo la muerte de Jesús es recordada? ¿Qué es más importante: la muerte, rápido pasaje de una dimensión para la otra, epílogo de una existencia carnal, o la vida, con todo lo que representa?

Los cristianos rotularon a Jesús como el mártir de la cruz; aquel ser sufridor, azotado, torturado y crucificado por causa de nuestras faltas; aquel hombre Dios que sufrió todos los dolores para pagar nuestras culpas.

Leer másGólgota y Tabor