Inteligencia y emoción

En la construcción de los equipos orgánicos para la evolución, la Divinidad programó que el  hemisferio derecho del cerebro fuese responsable de la belleza, del arte, de los sentimientos, teniendo un carácter creativo y holístico, en cuanto que el izquierdo respondiera por el conocimiento, por la razón y por la lógica, demarcadamente separados por el cuerpo caloso. En la actualidad, no hay como negar las notables conquistas de la inteligencia, responsables de la Tecnología y de todos las extraordinarias contribuciones de la Ciencia, tornando la vida en la Tierra más confortable, con muchos males eliminados o evitados, proporcionando bien estar, confort y facilidades de todo porte. No obstante, no se puede desconocer que esos instrumentos fabulosos de que se han utilizado el conocimiento, son también responsables por los males incontables y desastres antes nunca imaginados que fuesen una realidad. Nos referimos a las armas dichas inteligentes con su poder de destrucción masiva, así como las elaboradas químicamente para matar, las biológicas portadoras de epidemias terribles, al lado de otras tantas capaces de destruir la flora, la fauna, contaminar las aguas e intoxicar la atmósfera con el único objetivo ganancioso del poder arbitrario y egoísta de gobernantes desalmados. Al lado de las comunicaciones virtuales de inestimable significado para el progreso del individuo, así como de las masas, se encuentra la perversa utilización para el crimen de varias expresiones, para la disolución de las costumbres, para la promiscuidad, para el comercio nefando de vidas en floración, para la drogadicción, con todo su cortejo de tragedias, para la expansión de la locura, para la pérdida del sentido psicológico existencial…

Leer másInteligencia y emoción