Recuerdos de felicidad

Creemos que muchos, si no todos, recordamos ciertos momentos familiares. Sobre todo, los que marcaron nuestra infancia. ¿Con qué frecuencia nos levantamos en medio de la noche, despertando de un mal sueño o con el ruido de la tormenta en la ventana, y corrimos a la habitación de nuestros padres? Incluso antes de que ellos se dieran cuenta, saltamos en medio de ellos en busca de abrigo. Allí desaparecía el miedo, nos sentíamos protegidos. Casi siempre, poco después, uno de los hermanos hacía el mismo camino y también se amontonaba en la misma cama.

Leer más