Confidencias ¡Se fue…!

El hermoso mes de mayo se ha perdido en la noche del tiempo, todos los poetas saludan alborozados su aparición; pero pocos le ofrecen sus cantares en el momento de su inevitable partida. Yo que profeso la religión de los recuerdos, no puedo menos que decirte tristemente al mes de las auras templadas y de los céfiros embalsamados.

Adiós mayo, con tus verdes enramadas, con las hermosas frondas de los bosques, con tus flores y tu armonía, con tus noches tranquilas y tus mañanas serenas.

Fotografía de la juventud es la estación primaveral; pasa tan breve y tan ligera como los ensueños de la vida, como las ilusiones del placer. Pasa velozmente, pero deja una huella indeleble en la criatura que tiene un corazón sensible y un alma entusiasta.

Leer másConfidencias ¡Se fue…!