Presentimiento errado

Jovino era un médium vidente. Percibía, frecuentemente, junto a él, un simpático Espíritu que se decía su protector. Se habituó a consultarlo, en principio al respecto de cuestiones doctrinarias; después, problemas personales; finalmente, a pretexto de cualquier asunto. Cuando adquirió un coche, era conductor inexperto, incorporó la ayuda del acompañante espiritual a partir de su indecisión, en un cruce muy movido de tráfico, cuando este le habló, resoluto:

– ¡Venga pasa! Y Jovino fue…

Leer másPresentimiento errado