Dolor

239. Entre el dolor físico y el dolor moral, ¿cuál de los dos hace vibrar más profundamente el Espíritu humano?

Podemos calificar al sufrimiento del Espíritu como «dolor-realidad», y al tormento físico, sea cual fuere su naturaleza, como «dolor-ilusión». En rigor, todo padecimiento físico tiene en vista el despertar del alma a sus grandiosos deberes, ahora como expresión expiatoria, ahora como consecuencia de los abusos humanos, o bien con el carácter de advertencia hecha por la naturaleza material al poseedor de un organismo viviente. Pero todo dolor físico es un fenómeno, al paso que el sufrimiento moral constituye una esencia. De ahí que el primero de ellos venga y pase, aun cuando acarree las transiciones de la muerte de los órganos materiales, y sólo el dolor espiritual sea lo bastante intenso y hondo para promover el luminoso trabajo del perfeccionamiento y de la redención.

Leer másDolor