Días de prisa

¿Alguna vez has tenido la impresión de que los días pasan cada vez más rápidos? ¿Alguna vez has tenido la sensación de Navidades cada vez más cerca una de las otras, o de semanas que pasan tan rápido que ni siquiera nos damos cuenta de los días que pasan? Esos son días de prisa, de desbandada, de intensidad. Son días en que las necesidades, los deberes y compromisos crecen y los días, las noches y las semanas están intensamente ocupados y ya no vemos pasar el tiempo

Ya no nos asomamos a la ventana de la vida para verla pasar. No hay tiempo, o muy poco tiempo, para ver la vida. Solo nos queda tiempo para vivirla. Con la mente constantemente ocupada, el pensamiento siempre está en el próximo compromiso, en el deber siguiente, en el compromiso que se acerca. Se vive el tiempo de nuestros compromisos, el tiempo de la agenda llena de citas, el tiempo de fuera.

Leer másDías de prisa