Envejecer

Dicen que el tiempo es implacable. Llega a todo y a todos. Los edificios, los monumentos, necesitan cuidados constantes o muestran los resultados del descuido de los responsables: la pintura descascarada, el moho, las marcas negras de la lluvia.

Los árboles mismos, que envejecen riéndose, como escribió el poeta Olavo Bilac, necesitan podas prudentes, apoyo en sus raíces sobresalientes, para continuar vivos y hermosos. Del mismo modo, el ser humano. Los días avanzan y rápidamente se suman a las semanas, meses y años. El cabello se blanquea, la salud queda más o menos comprometida, el vigor físico disminuye, la memoria oscila entre los recuerdos de ayer y de ahora…

Leer másEnvejecer