Delante de la perfección

«Sed perfectos como Nuestro Padre Celestial!»

Esta fue la advertencia del Señor a nuestro corazón de aprendices. Sin embargo, a la manera del gusano contemplando la estrella lejana, sabemos cuan inmensa es la distancia que nos separa de la meta.

Impedimentos, compromisos e inhibiciones fluyen de nuestro «ayer» asfixiándonos, a cada momento de hoy, el anhelo de movilización hacia la luz. Entretanto, si aún nos situamos tan lejos del justo perfeccionamiento que nos integrará en la magnificencia divina, es imperioso comenzar la gran romería, ofreciendo al avance las mejores fuerzas.

Leer másDelante de la perfección