Sin miedos

La vida puede cambiar mucho cuando empezamos a confiar en el Padre, en la espiritualidad, es cierto que no es fácil entender eso, ya que hemos sido educados para desenvolvernos por nosotros mismos y por lo tanto creemos que todo es un desafío que no podemos dejar por sí solo, es como si viéramos la vida como un caballo que nunca lo podemos dejar de ver, al menos de controlar.

No creemos en casualidades, todo lo que no sale como queremos es malo, es mala suerte, queremos ver todo controlado y si no es así, entonces, tenemos un problema, todo en esta vida nos invita a ir en la dirección equivocada, justamente en el sentido contrario, como es normal nuestra voluntad y lo que tiene que ser parece que van en direcciones opuestas y si van en la misma dirección no van a la misma velocidad. Así una y otra vez cuando encarnamos pensamos así, pues tenemos en nuestro inconsciente el miedo de que algo va a salir muy mal, si un día va bien cinco irán mal y así siempre, somos así.

Leer más