No hay culpa sin pena

Los adagios, refranes y proverbios, son un poema escrito por la experiencia y forman un volumen que los pueblos no se han cuidado de encuadernar, por consiguiente, sus sueltas hojas vuelan desde las cabañas a los palacios, ya en las regiones tropicales, ya en el polo norte, corregidos y aumentados pero conservando siempre unos su tinte satírico y otros razón profunda. Hay un refrán que dice: «justicia y no por mi casa», palabras vulgares y sencillas, pero que son el compendio de todos los sentimientos de la humanidad. ¿Quién podrá negar que nos alegremos cuando la ley castiga al delincuente? Y hasta la pena de muerte, que es antirreligiosa, antisocial y antihumana, encuentra aceptación en la por parte de la sociedad, diciéndose, al ver pasar a una víctima: Bien merecido lo tiene. Quien tal hizo, que tal pague; nada, nada, la pena del talión: ojo por ojo y diente por diente…

Leer más