Obsesión

1.¿Puede alguien ser llevado al suicidio por influencia de Espíritus obsesores?

Ocurre con frecuencia. Infiltrado en los pensamientos del obsedido, el obsesor insiste en la idea del suicidio, que repercute, incesantemente, en su imagen mental, induciéndolo a la terrible iniciativa. Imaginemos a alguien a nuestro lado, sugiriendo, por culpa de nuestros problemas: Acaba con tu sufrimiento. ¡Libérate de esta angustia! No vale la pena continuar viviendo! ¡Mátate! Es una presión terrible, tortura que acaba por minar la resistencia de la víctima.

Leer más