Cura espiritual

Comienza con una plegaria.

La oración es luz en la sombra donde se instala la enfermedad.

Siembra alegría.

La esperanza es un medicamento para el corazón.

Huye de la impaciencia.

La irritación es un desastre magnético de consecuencias imprevisibles.

Leer más