Reflexiones sobre el día de los Finados

¿Cuál será el origen de la cultura de consagrar un día en homenaje a los “muertos”? ¿Cuál es el significado de la palabra “finados”? ¿Será necesario ir a los cementerios para honrar la memoria de los que volvieron a la Patria Espiritual? ¿Y cuál es la mejor diferencia que les podemos prestar?

De acuerdo con algunos investigadores, el día consagrado a los muertos se originó en los antiguos pueblos galos, los cuales, conocedores de la indestructibilidad del ser, honraban a los Espíritus y no a los cadáveres como, equivocadamente, se hace en la actualidad. El culto al día de los muertos es una tradición mundial, cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos, constituyendo, como se lee en la respuesta a la pregunta 329 de El libro de los Espíritus (FEB Editora) un fuerte indicio de la inmortalidad del alma, aceptada intuitivamente por el hombre. (1) Finado es el participio pasado del verbo “finar”, que significa el individuo que murió, finó, falleció, término que se plasmó en la cultura adoptada por los pueblos de las más diversas religiones, práctica esa que estuvo muy unida, en la Antigüedad, a los cultos agrarios o de la fertilidad: se creía que los muertos, como las semillas, eran enterrados con vistas a la resurrección (nuevo nacimiento).

Leer másReflexiones sobre el día de los Finados