Bendigamos la lucha

La noche del 8 de abril de 1954, tras laborioso esfuerzo asistencial junto a numerosas entidades sufridoras a favor de hermanos obsesos, nuestro respetable orientador Emmanuel ocupó el aparato mediúmnico, transmitiéndonos valiosa lección sobre la lucha como escuela de purificación y perfeccionamiento espiritual.

Amigos míos, bendigamos la lucha. El facón de la poda aumenta la producción de los árboles.

El bisturí determina la extinción de la enfermedad.

Leer másBendigamos la lucha