Mundos transitorios

234 ¿Existen, como se ha dicho, mundos que sirven a los espíritus errantes de estaciones y lugares de reposo?

«Sí; hay mundos particularmente consagrados a los seres errantes, mundos en que pueden habitar temporalmente, especies de vivaques o campamentos para descansar de una prolongada erraticidad, que siempre es algo penosa. Son posiciones intermedias entre los otros mundos, graduada según la naturaleza de los espíritus que pueden ir a ellas, los cuales gozan de mayor o menor bienestar.»

– Los espíritus que habitan esos mundos, ¿pueden dejarlos a su antojo?

«Sí, los espíritus que están en esos mundos pueden separarse de ellos para ir a donde deben dirigirse. Imaginadlos como aves de paso que se detienen en una isla, esperando recobrar fuerzas para dirigirse al término de su viaje.»

Leer másMundos transitorios

Fielmente

“El bien y el mal que hacemos transcurre de las cualidades que poseemos. No hacer el bien cuando podemos es, por tanto, el resultado de una imperfección. Si toda imperfección es fuente de sufrimiento, el Espíritu debe sufrir no solamente por el mal que hace como por el bien que dejó de hacer en la vida terrestre.”

EL CIELO Y EL INFIERNO 1ª parte – Capítulo 7º – Ítem 6-

Consciente de las luchas reservadas a los fieles trabajadores de la siembra evangélica, Jesús fue definitivo: “En el mundo -dijo Jesús- solo tendréis aflicciones”.

Comparaba el Señor la caminata cristiana al ingente trabajo sobre la gleba humilde y buena, para la adquisición del pan.

Leer másFielmente