La esclavitud

En páginas de sangre, escrita esta la historia,
que guarda tus anales, mezquina humanidad;
¡que lucha tan horrible!. ¡Que trágica victoria
obtuvo sobre el débil tu fuerte voluntad!.

Tus siglos de barbarie, de locos sacrificios,
tus ídolos, tus dioses, tu impura condición;
tu pompa, tu riqueza, tus crímenes, tus vicios,
pasaron como pasa rugiendo el aquilón.

Necesitaba el mundo un algo sobrehumano
que le prestara aliento para poder vivir,
se desquiciaba en orbe y el hombre era un tirano
que solo ambicionaba gozar y destruir.

Leer másLa esclavitud

La última voluntad

Todos tenemos sueños. Sueños que cultivamos y perseguimos tanto como sea posible para realizarlos. A veces, incluso los enumeramos uno por uno y consultamos periódicamente la lista, tachando lo que se ha logrado. Algunos de nosotros decimos que, sin falta, antes de morir, queremos experimentar algunas emociones fuertes. Algo así como lanzarse en paracaídas desde una altura de unos cuatro mil metros, caer libremente a una velocidad de doscientos kilómetros por hora, y luego planear durante cinco minutos hasta aterrizar en tierra firme.

¡Tal vez volar con ala delta o parapente! O conducir un coche de carreras, en un autódromo, a doscientos sesenta kilómetros por hora. Solo para sentir la velocidad. Quizás bajemos por los rápidos de un río. O escalemos una montaña que parece desafiarnos.

Leer másLa última voluntad