¿Quieres vivir con tranquilidad y alegría?

Edúcate en los términos siguientes:

Primero, con la boca:

Que no se abran tus labios para murmurar de tu prójimo, ni se manchen con la mentira, procurando siempre decir la verdad, no levantando calumnias contra nadie, ni insultando, evita provocar malas palabras, no pongas a DIOS de testigo de nada, respétalo, modera en todo tu vocabulario, que se distinga entre los demás.

Segundo, educando tu pensamiento: Jamás pienses mal de tus hermanos porque se hace más daño con el pensamiento que con las palabras, no pelees mentalmente con los que creas tus rivales, porque en ello surgirán cosas graves, que te enfermarán, cuando te vengan ideas mal sanas recházalas con el recuerdo de alegrías pasadas, así aprenderás a dominar tu pensamiento, no dándole paso a lo malo, pueda ser que a tiempo te llegue esta recomendación.

Leer más¿Quieres vivir con tranquilidad y alegría?

Objetivo de la encarnación

132 ¿Cuál es el objetivo de la encarnación de los espíritus?

«Dios se la impone con objeto de hacerles llegar a la perfección, y para unos es una expiación, y para otros una misión. Pero para llegar a la perfección, deben sufrir todas las vicisitudes de la existencia corporal. En esto consiste la expiación. La encarnación tiene también otro objeto, y es el de poner al espíritu en disposición de cumplir su tarea en la obra de la creación, para cuya realización toma en cada mundo un cuerpo en armonía con la materia esencial de aquél, y ejecutar, bajo este aspecto, las órdenes de Dios; de manera que, concurriendo a la obra general, el espíritu progrese también.»

Leer másObjetivo de la encarnación