Disturbios psíquicos

El servicio mediúmnico es de tal modo sagrado que no puede eximir de forma alguna, la preparación moral y cultural, especialmente aquella de cuantos colaboran en este importante y complejo sector de la Doctrina Espírita. Hay necesidad del estudio edificante, que esclarece y ayuda al discernimiento, tanto al médium como al dirigente de sesiones. Los templos espíritas son como los hospitales: necesitan médicos competentes y estudiosos, hábiles y humanitarios, capaces de ayudar eficazmente a los enfermos que allí buscan el medicamento y el socorro.

¡Imaginemos la situación de un accidentado que busca el hospital y encuentra en él, apenas, seres de buena voluntad, pero reconocidamente incapaces del lance operatorio difícil y de urgencia, o de la medicación preventiva que lo resguarde de la gangrena y de la muerte! El hospital bien equipado, material y humanamente, tiene la confianza y el aprecio de una población entera.

Leer másDisturbios psíquicos

Paradojas

“El rigor mata los buenos sentimientos; Cristo no se negaba a nadie; el que a él se dirigía, cualquiera que fuese, no era rechazado: la mujer adúltera y el criminal eran socorridos por él; no temía nunca rebajar su propia consideración. ¿Cuándo pues le tomaréis por modelo de todas vuestras acciones?”.

EL EVANGELIO SEGÚN EL ESPIRITISMO Capítulo 11º – Ítem 12.

A un observador apresurado muchas actitudes del Maestro, en el ejercicio de la Buena Nueva, pueden parecer extrañas, sino paradójicas.

Cercado por las necesidades del pueblo, a todo instante necesitaba aplicar las nobles enseñanzas con la persuasión del ejemplo, convidado a los más complejos testimonios de fidelidad al mensaje de amor de que se hacía instrumento excelente.

Leer másParadojas