La grave problemática de la corrupción

Conforme el diccionario, corrupción es adulterar, corromper, estragar, viciarse. En los días que vivimos, mucho se ha hablado a respecto de la corrupción. Y, casi siempre, abordando las flechas hacia los poderes públicos.

Pensamos que la corrupción está íntimamente ligada a los que ejercen el poder público. Ledo engaño. Está de tal forma diseminado entre nosotros, que, con certeza, muy pocos en él, no estamos encuadrados. Veamos algunos ejemplos: Cuando producimos algo con calificación inferior, para obtener mayores lucros, y los vendemos como de calidad superior, estamos siendo corruptos. Cuando adquirimos una propiedad y, al proceder a la escrituración, adulteramos su valor, con el fin de pagar menos impuestos, estamos diseminando la corrupción. Al burlar al fisco, no pidiendo o no emitiendo nota fiscal, estamos permitiendo la corrupción.

Leer másLa grave problemática de la corrupción

Delante del bien

Delante de cada día que surge, reflexionemos en la edificación del bien a la que somos llamados. Para eso, convencemos bendiciendo personas y acontecimientos, circunstancias y cosas, para que se realice lo mejor. Al principio acostumbran aparecer, en lo cotidiano, los problemas triviales del instituto doméstico. Habitualmente, surge el asunto palpitante de la hora solicitándonos atención. Sepamos sustraerle la sombra a probable proyectando el rayito de luz que seamos capaces de improvisar. Enseguida, de inmediato, estamos casi siempre enfrentados por los contratiempos de orden familiar.

Conviviendo con ellos, usemos el verbo calmante y conciliador para que los engranajes del hogar funcionen lubrificados por bálsamo de armonía. Más adelante es el grupo de trabajo con los puntos débiles apareciendo.

Leer másDelante del bien