Cuerpo y alma

Atentos al imperativo de la elevación espiritual, conviene destacar tanto las necesidades del cuerpo, como las del alma…

Procuras odontólogos eminentes para el tratamiento dental.

Urge al mismo tiempo, primorear la palabra a fin de que el verbo no se nos haga látigo en la boca.

Consultas oculistas y otorrinolaringólogos diversos para rectificar los desequilibrios de los ojos y de los oídos.

En las mismas condiciones es forzoso aprender a oír y ver constructivamente para que el mal no nos destruya las plantaciones de concordia y esperanza.

Leer másCuerpo y alma

A mi amigo Don A. A. (en la muerte de su hijo) Luz nº 109

¡Llora, padre infeliz! ¡Llora tu pena!
¡Llorar hoy solo calmará tu duelo!
¡Pedirte que hoy no llores es lo mismo,
que si a la nieve le pidieran fuego!

¡Todo en la tierra su tributo tiene!
Cuando el dolor desgarra nuestro pecho,
le pide a nuestros ojos triste llanto.
¡Sagrada deuda que pagar debemos!

¡En esas horas en que lucha el alma,
En esas horas de dolor supremo,
El mortal sucumbiera si en sus ojos
No brotara el raudal del sentimiento!

Leer másA mi amigo Don A. A. (en la muerte de su hijo) Luz nº 109