Sucesión de experiencias

1-Después de los sufrimientos en regiones purgatorias, ¿qué ocurre con aquellos que cometieron el suicidio?

Depende de sus necesidades y de la manera como reaccionen a las consecuencias de su gesto. Después de superar el trauma más fuerte, resultante de la agresión que cometieron contra sí mismos, pueden permanecer en el Más Allá, por un tiempo más o menos largo. Finalmente, todos volverán a la carne para los ajustes debidos, a través de experiencias redentoras.

2-¿Todos tienen el mismo tratamiento?

No podría ser diferente. Todos reciben los mismos cuidados, sin embargo, el destino de cada uno guarda correspondencia con sus necesidades. Unos reencarnarán de inmediato, a fin de atenuar los graves desequilibrios de que son portadores. Otros permanecerán más tiempo en la Espiritualidad, por elección personal o por no reunir las condiciones mínimas para una inmersión en la carne.

Leer másSucesión de experiencias

Los domingos necesitan de festivos

En el libro bíblico del Génesis, comienza el capítulo segundo: Al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido. Dios bendijo el séptimo día y lo santificó, porque en ese día descansó de toda Su obra creadora.

Entre la comunidad judaica, el tradicional Shabat evoca cuestiones absolutamente importantes.La palabra hebraica significa cesar, parar. A pesar de ser vista casi universalmente como descanso o un período de descanso, una traducción más literal sería cese, con la implicación de parar el trabajo. Por lo tanto, Shabat es el día del cese del trabajo. Su observancia es considerada de extrema importancia, apareciendo como el tercer de los diez mandamientos. Recuerda el día sábado, para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu labor. Mas el séptimo día es el sábado para el Señor, tu Dios. No harás ninguna labor, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tus bestias de carga, ni el extranjero que habita dentro de tus murallas. Pues en seis días el Señor hizo los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos y el séptimo día descansó. Por eso, el Señor bendijo el día sábado y lo santificó.

Leer másLos domingos necesitan de festivos