Alucinaciones espontáneas y voluntarias

En los incidentes de la vida ordinaria y diurna, todos los recuerdos son constituidos por imágenes atenuadas, más o menos vagas, cuya débil vivacidad no permite distinguir su naturaleza. No obstante, la regla admite numerosas excepciones, y todos los hombres geniales cuya fuerza imaginativa ha logrado crear obras maestras fueron dotados de una intensa visión mental que les permitía percibir interiormente los personajes y ambientes engendrados por un febril trabajo mental en gestación.

Es sabido que los grandes autores románticos, entre ellos Dickens y Balzac, se obsesionaban a veces con la visión de los personajes por ellos idealizados, hasta el punto de verlos delante de sí mismos, como si se trataran de personalidades reales.

Leer másAlucinaciones espontáneas y voluntarias

Con dignidad

“El verdadero espiritista no faltará nunca en practicar el bien, aliviar corazones afligidos, dar consuelo, calmar desesperaciones, obrar reformas morales, ahí está su misión; en esto encontrará también su verdadera satisfacción.”

EL LIBRO DE LOS MÉDIUMS 1ª parte, Capítulo 3º – Ítem 30.

Quejosos apartan, interminables, el amargor de las aflicciones, cultivándolas, sin embargo, agradablemente. Conocen los medios de liberación del sufrimiento y se afervoran a la insania.

Pesimistas esparcen abundantemente la indigencia moral a que se apegan, aunque sepan que la esperanza acogida en el interior les concedería tranquilidad.

Leer másCon dignidad