El día de difuntos

¡Madre infeliz! En tu modesta tumba
no tendrás ni una flor en este día,
pero la brisa que en los sauces zumba
repetirá doliente, ¡madre mía!…

Las madres que cifraron su alta gloria
en prestar sus afanes más prolijos,
esas tienen por tumba la memoria
de sus amantes y dolientes hijos.

Esas madres benditas que embellecen
de los suyos la mísera existencia,
esos ángeles buenos no perecen
porque son de sus hijos luz y esencia.

Leer másEl día de difuntos

Pasaporte

“Aprende a vivir bien y sabrás morir bien”

Confucio

Después de la presentación de la conferencia sobre la muerte, en una ciudad de Rio Grande do Sul, cuando yo respondía preguntas del público, una joven comentó:

“El tema me impresiona de sobremanera. Por eso comparecí a esta reunión, incluso siendo espirita. Debo confesar, entretanto, que después de sus esclarecimientos, yo, que siempre sentí miedo a la muerte, ¡ahora estoy asustada!”

Felizmente esa pintoresca confesión es una excepción. Como el miedo a la muerte transcurre, generalmente, de la falta de información, he constatado que muchas personas se preparan para encarnarla con serenidad cuando tienen conocimiento del asunto.

Leer másPasaporte