Un nuevo sentido para la oración

En tiempos modernos, hasta las oraciones a lo Alto merecen aires nuevos. Es bien cierto que los problemas que generan sufrimientos y, por eso mismo, pedidos y súplicas sufridas, continúan semejantes a los de todos los tiempos. Ellos se revelan por medio de defectos morales, rencores envejecidos y permanentemente alimentados, más allá de penas cristalizadas, seniles en el origen y renovadas en el horno del recuerdo diario, motivos, en fin, de sobra para que los cansados de sufrir hagan sus pedidos a los benefactores del Más Allá, en busca de fuerzas para la necesaria superación.

Como todo cambia, llegarán también a los escenarios de las conturbadas relaciones humanas, otras razones para que los necesitados de apoyo reajusten un poco el rumbo de la conversa con la realidad espiritual.

Leer másUn nuevo sentido para la oración

Joyas devueltas

Existe una palabra llave para enfrentar con serenidad y equilibrio la muerte de un ser querido: sumisión.

La sumisión expresa la disposición de aceptar lo inevitable, considerando que, encima de los deseos humanos, prevalece la voluntad soberana de Dios, que nos ofrece la experiencia de la muerte en favor del perfeccionamiento de nuestra vida.

A ese propósito, oportuno recordar la antigua historia oriental sobre un rabí, predicador religioso judío que vivía muy feliz con su virtuosa esposa y dos hijos admirables, jóvenes inteligentes y activos, amorosos y disciplinados. Por fuerza de sus actividades, cierta vez el rabí se ausentó por varios días, en un largo viaje. En ese ínterin, un grave accidente provocó la muerte de los dos jóvenes. 

Leer másJoyas devueltas