Consideraciones importantes

“Los Buenos Espíritus no imponen ninguna violencia…” (Segunda Parte, cap. XXIII, ítem 237)

Los Espíritus esclarecidos en cuanto a la realidad de la Vida, igualmente conscientes de sus limitaciones, no imponen ninguna especie de violencia a las personas, no efectúan cualquier cobro en el sentido moral en sus actitudes. Los espíritus moralistas, los que apuntan con el dedo en ristre las llagas de los semejantes, estén en el cuerpo o no, están muy lejos de la verdadera moralidad.

El Cristo, Modelo de Perfección para la Humanidad, conviviendo todo el tiempo con pecadores confesos, jamás los dejó violentados ni siquiera a través de una sola palabra; si se indignaba contra los “sepulcros vestidos de blanco por fuera, pero llenos de podredumbre por dentro”, se compadecía de las mujeres adulteras y de los hombres que se habían sumergido en el lodazal de la propia fragilidad espiritual…

Leer másConsideraciones importantes

Trasplantes

El avance de la Medicina en técnicas quirúrgicas y el descubrimiento de medicamentos que eliminan o reducen sustancialmente los problemas de rechazo, abren horizontes muy amplios para el trasplante de órganos. Son habituales, actualmente, en los grandes centros médicos, los de córnea, huesos, piel, cartílagos y vasos; se multiplican los de corazón, riñones e hígados, considerados imposibles hace algunas décadas. Así como los bancos de sangre, surgen los que se especializan en ojos, huesos, piel…

Considerando el hecho de que el Espíritu no se desprende inmediatamente después de la muerte, surgen algunas dudas: ¿Sentirá dolores? ¿Experimentará repercusiones en el periespíritu? ¿Quién dona sus ojos no sufrirá problemas de visión en la Espiritualidad?

Leer másTrasplantes