El olvido

Entre los dones que el eterno hiciera
a su modelo, a su mejor hechura,
para que goces su existir tuviera
y a su Creador amase la criatura;
para que su grandeza comprendiera
y fuese resignada en su amargura;
presente de valor harto crecido
se dignó dar al hombre, en el olvido.

Tal vez alguno al escuchar mi acento
de mis palabras con desdén se ría,
pues solo en el olvido halle el tormento
que a la humana razón, tanto extravía…
Mi aserto he de probar, para ello cuento
no con frases brillantes de poesía,
que solo busco protección y ayuda
en decir la verdad lisa y desnuda.

Leer másEl olvido