Por ahora

Por ahora, es inútil que el hombre en el mundo labre escrituras y acuerdos sobre propiedades que no le pertenecen.

Usufructuario de la hacienda terrestre vive para decir adiós, cada día, aprendiendo, no es raro, con dificultades y rebeldías, el arte de despedirse. Por ahora, ciudades preciosas e imponentes son patrimonio móvil de las generaciones que se suceden, ininterrumpidamente…  

Casas solariegas son transmitidas de padres a hijos, cuando no descienden a las oscuras disputas envenenadas que rodean la sepultura de aquellos que las relegan a los descendientes…

Leer másPor ahora

Flores de nostalgia

Si pretendemos venerar la memoria de familiares queridos, transferidos para el Más Allá, elijamos el lugar ideal: nuestra casa.

Usemos muchas flores para adornar la Vida, en el acercamiento al hogar; nunca para exaltar la muerte, en la frialdad del cementerio. Ellos preferirán, invariablemente, recibir nuestro mensaje de cariño, por el correo de la añoranza, sin el sello fúnebre.

Es bueno sentir añoranza. Significa que hay amor en nuestros corazones, el sentimiento supremo que presta significado y objetivo a la existencia.

Leer másFlores de nostalgia