Sobre las sociedades espiritistas XXIV

Yo os hablaré de la necesidad de observar la más grande regularidad en vuestras sesiones, es decir, de evitar toda confusión, toda divergencia en las ideas. La divergencia favorece la sustitución de malos Espíritus a los buenos y casi siempre son los primeros los que se apoderan de las cuestiones que se proponen. Por otra parte, en una reunión compuesta de elementos diversos y desconocidos los unos de los otros, ¿cómo se evitan las ideas contradictorias, la distracción y aun peor: una vaga y satírica indiferencia?

Leer másSobre las sociedades espiritistas XXIV

El álbum de Estefanía

Guardas en blanco la primera hoja
del libro virginal de tus amores,
para que en ella deje mi congoja
una hoja seca entre tan bellas flores

Más tú lo quieres, con sencillo acento
les pides ecos a mi pobre lira.
¡En la brisa leerás mi pensamiento…
Que siempre el aura de dolor suspira

Yo suspiro también: guardo en mi alma
un sentimiento de dolor profundo.
¡Un desengaño arrebató mi calma
y un cementerio me parece el mundo!

Leer másEl álbum de Estefanía