Avisos del más allá

El Doctor Flávio Pinheiro, dedicado y fiel médico espirita de Ibitinga, me buscó.

– Richard, vine a convidarlo para un “oficio fúnebre”. Quiero que “encomiendes mi alma” pronunciando una oración antes del entierro. Y pide al personal para no perturbarme con lamentaciones y tristezas.

– ¡Que es eso, Doctor! ¡No morirá tan temprano! ¡Tiene muchas deudas que rescatar!…

– Si, querido amigo, soy un gran pecador. Solo que voy a desencarnar así mismo. Debo someterme a una delicada e inaplazable cirugía cardíaca, en São Paulo y tengo certeza de que estoy de partida para la Espiritualidad.

Leer másAvisos del más allá