Sobre las sociedades espiritistas XIX, XX

Amigos míos y fieles creyentes, soy siempre feliz de poderos dirigir por el camino del bien; es una misión dulce que Dios me da, de la que estoy contentísimo, porque el ser útil es siempre una recompensa. Que el Espíritu de caridad os reúna, tanto a la caridad que da como a la caridad que ama. Manifestaos pacientes contra las injurias de vuestros detractores; sed firmes en el bien, y sobre todo humildes ante Dios; sólo la humildad eleva; es la única grandeza que Dios reconoce. Entonces solo vendrán a vosotros los Espíritus buenos; de lo contrario el del mal se apoderaría de vuestra alma. Sed bendecidos en nombre del Creador y os engrandeceréis a los ojos de los hombres, al mismo tiempo que a los ojos de Dios.

San Luis.

Leer másSobre las sociedades espiritistas XIX, XX

Reuniones y sociedades espíritas

Así titula Allan Kardec el capítulo XXIX del libro de los médiums, cuya amplia comprensión nos atañe a todos los que, de una manera o de otra, queremos formar parte en la construcción de la Gran Familia Espírita. Un capítulo que nos introduce en la realización de reuniones espíritas responsables y la constitución de sociedades unidas y armonizadas en la correcta vía de la renovación del pensamiento humano. El codificador expone este tema en la última parte del libro explicando claramente la importancia que adquieren las instrucciones que le han precedido.

Siendo cada reunión un todo colectivo, le incumben las consecuencias naturales de unas enseñanzas que debemos de conocer muy bien, así como aplicar la disciplina y la vigilancia que ellas mismas recomiendan. Comienza destacando las ventajas que presentan las reuniones espíritas, acreditando que las personas que participan de ellas se esclarecen mediante el intercambio de ideas, preguntas y observaciones, siendo estas, una riqueza para el crecimiento individual y colectivo.

Leer másReuniones y sociedades espíritas