Vida y Valores (Hijos adoptivos)

Vale la pena parar a pensar en el significado de los hijos en nuestra vida. Cuando un matrimonio se une y de esa unión viene un hijo, ese hijo es el coronamiento de una relación que se admite importante. Un hijo es símbolo de la rigidez de una unión que fue establecida en bases de un bien querer, en bases de afecto, de amor. El hijo, en fin, es ese lazo que acostumbra unir dos partes humanas: el padre y la madre, el matrimonio para que, a partir de ahí, se establezca la familia.

Cuando pensamos en hijos biológicos es eso lo que se da. Pero ¿y cuando la cuestión envuelve a los hijos adoptivos? Como el nombre lo dice, son nuestros hijos porque los adoptamos como tales. No son nuestros hijos biológicos, no nacerán de nuestras entrañas, de nuestras células, pero nacerán de nuestros sentimientos.

Leer másVida y Valores (Hijos adoptivos)

Adiós a Sevilla

Adiós, Sevilla, adiós, de ti me alejo;
por siempre vivirás en mi memoria;
la tumba de mi madre aquí la dejo;
tu recuerdo será toda mi gloria

Adiós vergeles que crucé en mi infancia
vagando por mis labios dulce risa,
yo os mandaré a través de la distancia
un suspiro en las alas de la brisa.

Adiós, adiós, y si al cruzar los mares
pierdo mi vida de constante duelo,
por la que fiel lloró vuestros pesares,
rogad amigos, con ferviente anhelo.

Leer másAdiós a Sevilla