La unión

Observemos la síntesis grandiosa que la naturaleza nos ofrece, bajo la forma de la sabia lección que se reporta a las leyes de los esfuerzos en conjunto.

En el Cosmos Grandioso, donde centellean millones de cuerpos celestes, también hace sentir la sublimidad de esta ley. Pues vemos que, en el cortejo inmenso de los astros, existen la armonía en todas las trayectorias.

Bastaría un solo cuerpo celeste, por pequeño que fuese, no cooperar en el conjunto, para que cataclismos de grandes proporciones sucediera como resultado.

Las leyes magnéticas de atracción y repulsión precisan estar en perfecta conjunción de esfuerzos para haber el equilibrio.

Leer másLa unión

Cristianismo primitivo y espiritismo

Estudiar los orígenes del cristianismo primitivo, así como su desarrollo y posterior oscurecimiento, nos puede ayudar a comprender el origen de nuestras principales creencias y las de nuestra sociedad actual. El cristianismo primitivo debemos estudiarlo dentro del marco de las tres grandes revelaciones que nos llegaron a occidente, que son la Ley de Moisés, la primera, las enseñanzas de Jesús, la segunda, y la Codificación Espírita de Allan Kardec, la tercera. La primera revelación nos trajo la Ley Natural condensada en el decálogo de los Diez Mandamientos. La segunda revelación de Jesús nos trajo las enseñanzas de la Ley de Amor y finalmente, la Codificación Espírita nos trajo el conocimiento espiritual necesario para comprender las enseñanzas de Jesús, libres, por fin, de dogmas y de interpretaciones literales.

La primera revelación no trajo al pueblo judío todos los conocimientos espirituales necesarios para la llegada de la segunda revelación. La historia nos demuestra que fue la mayor parte de las creencias espirituales llegaron a través de las civilizaciones colindantes como fueron los egipcios, griegos y babilonios.

Leer másCristianismo primitivo y espiritismo