Viejo trauma

Recomendaciones:

– ¡Solo me entierran cuando comience a oler mal!…

– No me entierren. ¡Quiero ser incinerado!…

– Cumplan rigurosamente el plazo de veinticuatro horas para el entierro. ¡No importan las circunstancias de mi muerte!…

En conferencias sobre la muerte, la pregunta frecuente es:

– ¿Si paso por un trance letárgico y me despierto en la tumba, que pasará conmigo?

La respuesta jocosa:

– Nada de especial. Simplemente morirás en pocos minutos, por falta de aire.

Leer másViejo trauma