Respuestas de los espíritus a algunas preguntas

Preg. – ¿Cómo pueden los Espíritus obrar sobre la materia? Esto parece contrario a todas las ideas que nos hacemos de la naturaleza de los Espíritus.

Resp. – «Según vosotros, el Espíritu no es nada; esto es un error; nosotros ya hemos dicho que el Espíritu es algo, y es por eso que puede obrar por sí mismo; pero vuestro mundo es demasiado grosero para que pueda hacerlo sin intermediario, es decir, sin el lazo que une el Espíritu a la materia.»

Nota – El lazo que une el Espíritu a la materia, si no es inmaterial, es por lo menos impalpable; esta respuesta no resolvería la cuestión si no tuviésemos el ejemplo de fuerzas igualmente imponderables que obran sobre la materia: es así que el pensamiento es la causa primera de todos nuestros movimientos voluntarios y que la electricidad derriba, levanta y transporta masas inertes. De lo que no se conoce el móvil, sería ilógico concluir que éste no existe. Por lo tanto, el Espíritu puede tener palancas que nos son desconocidas; la Naturaleza nos prueba todos los días que su fuerza no se detiene ante el testimonio de los sentidos. En los fenómenos espíritas, la causa inmediata es indiscutiblemente un agente físico, pero la causa primera es una inteligencia que obra sobre este agente, como nuestro pensamiento obra sobre nuestros miembros. Cuando queremos golpear, es nuestro brazo que obra, no es el pensamiento el que golpea: éste es quien dirige al brazo.

Leer másRespuestas de los espíritus a algunas preguntas

Relación e influencia del espíritu de verdad en el Espiritismo

La relación e influencia del Espíritu de Verdad con el Espiritismo ocurrió inicialmente por intermedio de Hippolyte Léon Denisard Rivail y los primeros médiums e investigadores de los fenómenos de la comunicación de los Espíritus con los encarnados. Esa relación e influencia es evidenciada en los registros de Allan Kardec en la totalidad de su obra y, más específicamente en Obras Póstumas y la Revista Espírita. En el tópico que trata sobre Mi Guía Espiritual, en Obras Póstumas, el codificador registró: La protección de ese Espíritu, cuya superioridad yo estaba lejos de imaginar en ese momento, nunca me faltó. Su solicitud y la de los Espíritus buenos que se hallan bajo sus órdenes, se manifestó en todas las circunstancias de mi vida…

Esa interacción, entre el entonces profesor Hippolyte Léon Denizad Rivail y su guía, empezó de forma espontánea cuando él escribía un texto y empezó a escuchar ruidos, golpes en la habitación sin que pudiera encontrar la causa, ni con el auxilio de Amelie Boudet, su esposa, que llegó más tarde y también escuchó los sonidos raros. El propio Espíritu le informa que hacia el barullo porque no le gustaba lo que estaba escribiendo y que tendría que corregir y perfeccionar el texto antes de su publicación. Se sorprende el profesor, pues no tenía intenciones iniciales de publicar nada.

Leer másRelación e influencia del espíritu de verdad en el Espiritismo