La curación por la fe

Para el apóstol San Pablo, “Es pues la fe la sustancia de las cosas que se esperan, la demostración de las cosas que no se ven”. La fe es una fuerza que emana de la propia alma, la certeza intuitiva de la sabiduría de Dios que se refleja en la perfección de todo lo que existe. Es la fuerza que propulsa las acciones humanas en todos los sectores de la vida, cualquiera que sea la religión o la concepción filosófica que la persona pueda tener. La fe es, igualmente, un requisito fundamental para la propia vida, como mencionan las Escrituras, que “lo justo vivirá por la fe”. (Hab 2, 4).

Allan Kardec en El Evangelio Según el Espiritismo, dice que: “la fe no se prescribe, ni se impone”. Habla de la fe ciega y de la fe razonada. La fe ciega es la que acepta las cosas sin un análisis más profundo, y afirma que solamente la fe que se basa en hechos tiene el mérito de la veracidad. La fe es una virtud maravillosa que ayuda siempre al ser humano, en la condición de cuando desea alguna cosa para sí mismo o para sus semejantes, y cuando actúa como intermediario en las acciones de cura espiritual de los enfermos que lo buscan. Así, Jesús, cuando se encontraba en medio de la multitud, curó a una mujer que sufría una hemorragia desde hacía 12 años.

Leer másLa curación por la fe

Confiados y serenos

Alabado sea Dios que permite que sea el espacio saneado por la tormenta y que desenvuelve la restauración de la paz en todos los elementos, en el instante oportuno. Comprendemos la extensión de las dificultades, de las luchas, de los sin sabores y de los tropiezos con que todos somos confrontados.

Dulce es el día de cielo azul, cuando todos se embalan en perspectivas de deleitoso descanso, pero, amenazadora es la hora de la nube, cuando es preciso soportar los peligros y dificultades de la tempestad purificadora a la que nos reportamos desde el inicio. Entretanto, benditos serán siempre los que velan por la conservación de la luz, los que demuestran bastante serenidad para la victoria espiritual y que saben aguardar, trabajando, el retorno de la claridad mayor.

Leer másConfiados y serenos