Conocimiento superior

En la adquisición del conocimiento superior, no creas que el deslumbramiento substituya al trabajo. Ni juzgues que el benefactor espiritual, por más azulgo, pueda efectuar la obra que te compete.

El profesor aclara. El alumno, sin embargo, debe poner en ecuación los problemas de la escuela.

El médico auxilia. El enfermo, sin embargo, debe seguir sus indicaciones.

Toda realización pide esfuerzo.

Toda construcción pide tiempo. Seguir leyendo “Conocimiento superior”

El ser y el tener en la adolescencia

Al principio, en el conflicto que surge con la adolescencia, el joven no se preocupa, normalmente, con la posesión ni con la realización interior, frente a las llamadas externas que lo convocan a tener conocimiento de todo cuanto lo rodea.

Viviendo antes en un mundo especial, cuyas fronteras no iban más allá de los límites del hogar y de la familia, en lo máximo de la escuela, se rompen, ahora, las barreras que lo detenían, y surgen un campo inmenso, ahora fascinante, ahora asustador, que él debe conocer y conquistar, a fin de situarse en el contexto de una sociedad que se le presenta extraña, caprichosa, señalada por costumbres y actitudes que lo sorprende.

Sus pensamientos primeros son de someter todo a una nueva orden, en la cual se sienta realizado y dominador, alzado a la categoría de líder reformista, que altere el paisaje vigente y le de nuevos contornos. Seguir leyendo “El ser y el tener en la adolescencia”

Volver arriba