La Sra. Wollis

Viuda de Foulon. La Sra de Foulon, muerta en Antibes el 3 de febrero de 1865, había vivido mucho tiempo en El Havre, donde adquirió reputación como pintora muy hábil en miniatura. Su notable capacidad no le sirvió por de pronto sino para distraerse como aficionada, pero, más tarde, cuando vinieron días malos, supo hacer de su facultad un precioso recurso.

La amenidad de su carácter, sus cualidades privadas, que sólo pueden apreciar los que sabían su vida íntima en toda su extensión, le habían conquistado el aprecio y el amor de todos los que la conocían. Como todos aquellos en quienes el sentimiento del bien es innato, no hacía de ello ostentación, ni tan sólo lo sabía. Si hay alguno en quien el egoísmo no haya hecho ninguna mella, sin duda es una de tantos. Puede ser que jamás el sentimiento de la abnegación personal fuese llevado más lejos.

Siempre dispuesta a sacrificar su reposo, su salud, sus intereses por aquellos a quienes podía ser útil, su vida no fue más que una larga serie de sacrificios, así como fue desde su juventud una larga serie de rudas y crueles pruebas, ante las cuales el valor y perseverancia no le han faltado jamás. Pero su vista, fatigada por un trabajo minucioso, disminuía de día en día. Algún tiempo más, y la ceguera, muy adelantada ya hubiera sido completa.

Leer másLa Sra. Wollis

¿Adolescencia, edad critica? Crisis de identidad

En la adolescencia, la conquista de la identidad es muy relevante y relativamente compleja.

Fase de cambios bajo todos los aspectos, al joven parece confuso distinguir cual, quien o como es el verdadero yo. Igualmente, delante de tantos papeles para desempeñar en la sociedad, es por él iniciada una búsqueda en la tentativa de encontrar su identidad en el conjunto, aquella que mejor se ajuste a su escala de conceptos.

La identidad es el resultado de los valores que facultan la percepción de yo, separado y diferente de todos los demás, que esté en equilibrio y continúe integrado, permaneciendo, a través de los tiempos, como siendo lo mismo, pudiendo ser conocido por las demás personas y descubriendo como los otros son, lo que constituye sentido global de caracterización del ego. Cualquier influencia que perjudique esta autopercepción genera confusión de identidad, problemas para conseguir la participación, la integración y la continuidad de la construcción de la autoimagen.

Leer más¿Adolescencia, edad critica? Crisis de identidad