Ante la reencarnación

En las tareas de la noche del 27 de mayo de 1954, conforme a las informaciones de nuestros Benefactores Espirituales, y, según dedujimos de las diversas comunicaciones obtenidas de entidades sufridoras, nuestro Grupo se hallaba repleto de compañeros desencarnados, sedientos de reencarnación, muchos de ellos implorando la vuelta a la carne como único recurso de solución a los problemas que les torturaban el alma. Primeramente Emmanuel, nuestro instructor de siempre, se incorporó al médium y nos transmitió la nota que pasamos a transcribir:

Amigos míos, la paz del Señor sea con nosotros. Mientras la Escuela Espiritual en la Tierra prepara las criaturas reencarnadas para el fenómeno de la muerte, en nuestro plano de acción esa misma Escuela prepara las criaturas desencarnadas para el aprendizaje de la existencia en el cuerpo físico. Atento a este programa, nuestro hermano Cornelio tomará hoy el equipo mediúmnico a fin de dirigirse, por algunos momentos, a la gran asamblea de compañeros que se aproximan a nuestro recinto, suspirando por el retorno al templo de lucha en la materia más densa. De ese modo, cedamos la palabra a nuestro amigo y que Jesús nos bendiga.

Leer másAnte la reencarnación

El adolescente y el noviazgo

En la fase de la adolescencia, la atracción sexual es portadora de alta carga de magnetismo. Surge, inesperadamente, la necesidad de intercambio afectivo, que el joven aun no sabe definir. Los intereses infantiles son superados y las aspiraciones acogidas hasta entonces desaparecen, a fin de ceder lugar a otras motivaciones, normalmente a través del relacionamiento interpersonal. Las hormonas, madurando y produciendo las alteraciones orgánicas, también trabajan en el psiquismo, desarrollando aptitudes y deseos que antes no existían. En ese momento, los adolescentes se miran sorprendidos, observan las modificaciones externas y descubren deseos que no estaban acostumbrados. Son tomados de confusión en una primera fase, después, de inquietud, por fin, de cierta audacia, iniciándose las experiencias del noviazgo. Nos referimos al proceso natural, sin las precipitaciones propuestas por las insinuaciones, provocaciones y permisos morales de toda orden que asolan el mundo juvenil, conspirando contra su realización interior.

Estimulados por esa falsa libertad, mentalmente alertados antes de experimentar las legítimas expresiones del sentimiento, se lanzan en la excesiva búsqueda del sexo, sin ningún compromiso con la emoción, trastornándose y perdiendo la línea del desarrollo normal, paso a paso, cuerpo y mente.

Leer másEl adolescente y el noviazgo