Flor de loto

Planta que florece sobre el agua, la flor de loto, nativa de Asia, es considerada sagrada en algunas culturas orientales. Sus raíces nacen en el lodo y su tallo va desarrollándose en el barro hasta alcanzar su tamaño total, cuando el botón emerge sobre la superficie del agua para abrirse al sol. Por la noche, los pétalos de la flor se cierran y ella se sumerge bajo el agua. Antes de amanecer, vuelve a la superficie, donde se abre nuevamente. Sus luminosos pétalos tienen la propiedad de autolimpiarse, o sea, consiguen repeler microorganismos y barro, no dejando que el agua la contamine y, por eso, es capaz de florecer en medio del pantano.

En un simbolismo usado en Oriente, el agua lodosa que acoge la planta es asociada al apego y a los deseos materiales y la flor, que se desarrolla sobre el agua en busca de luz, indica una promesa de elevación espiritual. Ella representa la superación del dolor y del sufrimiento en el mundo físico en busca del crecimiento espiritual y es considerada símbolo de pureza del alma.

Leer másFlor de loto

El adolescente, el amor y la pasión

Periodo de exuberancia hormonal, la adolescencia se caracteriza por los impulsos y desobediencia de la emotividad.

Se confunden las emociones, y todo el ser es un conjunto de sensaciones desordenadas, en un torbellino de impresiones que aturden al joven. Irrumpe, naturalmente, los deseos de la sensualidad, y se confunden los sentimientos, por falta de capacidad de discernir gozo y plenitud, éxtasis sexual y armonía interior.

Es en esa fase que se presentan las pasiones avasalladoras e irresponsables que desajustan y alucinan, generando problemas psicológicos y sociales muy graves, cuando no son controladas y orientadas en el sentido de la superación de los deseos carnales.

Súbitamente el joven descubre intereses nuevos en relación con otro, a aquel con quien convive y nunca antes experimentó nada de original, que se diferenciase de la fraternidad, de la amistad sin compromiso.

Leer másEl adolescente, el amor y la pasión