El señor permanece

Emmanuel

Busca al Cristo, en silencio, y graba sus lecciones en las páginas de la propia lucha de cada día, y quien te acompaña sabrá encontrar, en tu conducta y en tus gestos, bendecido camino de la elevación.

Es necesario que sepamos comulgar la esperanza y el sufrimiento, la prueba y la dificultad de los otros, bendiciendo a los hermanos que comparten la marcha y enseñándoles, por la regla de nuestras propias acciones, el camino renovador, susceptible de ofrecerles la bendición de la paz.

La asistencia es la fraternidad en acción. Sin ella, indiscutiblemente, nuestros más preciosos argumentos verbalísticos no pasarían de bellos muestrarios sonoros. Seguir leyendo “El señor permanece”

Posesión demoníaca

Definiendo el tercer tipo de obsesión en “El libro de los Médiums”, dice Kardec; “La subyugación es una restricción que paraliza la voluntad del que la sufre y le hace obrar a pesar suyo.” En una palabra: el paciente está bajo un verdadero yugo.

Y explica:

“La subyugación puede ser moral o corporal. En el primer caso, el subyugado es solicitado a tomar determinaciones muchas veces absurdas y comprometidas, que por una especie de ilusión las cree sensatas; es una especie de fascinación. En el segundo caso el Espíritu obra sobre los órganos materiales y provoca los movimientos involuntarios.”

Más adelante, destaca el Codificador: Seguir leyendo “Posesión demoníaca”

Volver arriba