Objetivo de la encarnación

-¿Cuál es el objetivo de la encarnación de los Espíritus?

Dios les impone la encarnación con el objetivo de hacerlos llegar a la perfección. Para algunos es una expiación, para otros es una misión. Sin embargo, para que alcancen esa perfección, deben soportar todas las vicisitudes de la existencia corporal; en eso es que está la expiación. La encarnación tiene también otro objetivo que es el de colocar al Espíritu en condiciones de cumplir su parte en la obra de la creación. Para realizarla es que, en cada mundo, él toma un aparato en armonía con la materia esencial de ese mundo, cumpliendo ahí de aquel punto de vista, las órdenes de Dios, de tal suerte que, coincidiendo con la obra general, él propio se adelanta. La acción de los seres corpóreos es necesaria para la marcha del Universo, pero Dios, en su sabiduría, quiso que, por esa misma acción, ellos encontrasen un medio de progresar y que se aproximen a Él. Es así que, por una ley admirable de su providencia, todo se encadena, todo es solidario en la Naturaleza. Seguir leyendo “Objetivo de la encarnación”

Volver arriba