Vida y valores (La Ley del amor)

El Evangelista Juan escribió, en su texto, que Dios es amor y que amó al mundo de tal modo que mandó a Su hijo para que todos aquellos que en Su hijo creyesen, nunca más perdiesen la vida, nunca más pereciesen. Es muy importante pensar en esto. Dios es amor pero, muchas veces, aprendemos a decir esas frases y pasamos a repetirlas mecánicamente. Pocas veces nos damos el trabajo de detenernos en lo que significan esos textos, que es que esas almas de lo mejor, esas almas luminosas, que llegaron a la Tierra, desearon decirnos lo que dijeron. Es a partir de ahí que vemos que el amor es la esencia de la vida. Nada de lo que existe, nada de lo que existirá, en términos de vida planetaria, en términos de vida cósmica, podrá ocurrir sin el amor. De hecho, el amor es el alma de la vida. Del mismo modo que no conseguimos sobrevivir en el cuerpo físico sin el oxígeno, sin la respiración, sin la nutrición, no conseguimos vivir anímicamente, no encontramos salud del alma fuera de las dimensiones del amor. Seguir leyendo “Vida y valores (La Ley del amor)”

Embajadores de Jesús

Emmanuel

Somos embajadores de Jesús donde estemos, su Luz es la claridad que nos descubre el futuro.

Donde seas enfrentado por la calumnia, se la palabra amiga del esclarecimiento benéfico.

Si la oscuridad intenta envolverte, haz la claridad del optimismo, con las bendiciones del amor que ayudan en todos los instantes.

Si nos proponemos al servicio del Divino Maestro, descubramos a Él nuestro corazón, a fin de que sus designios imperen sobre nuestra ruta y para que nuestra vida sea una luz brillante para cuantos caminan con nosotros, bajo la oscuridad del mundo. Seguir leyendo “Embajadores de Jesús”

Volver arriba