Hemorragia espiritual

Sentía debilidad. Más que eso, cansancio. Dolores en las piernas, inapetencia. Voluntad irresistible de amontonarse en un rincón, descansar.

Fue al médico.

El examen de sangre reveló la causa: anemia. Otras pruebas encontraron el origen: imperceptible y persistente hemorragia intestinal, producida por una ulcera indolora. Por allí se derramaba su vitalidad. Algo semejante ocurre con la víctima de la obsesión simple.

Asimilando las sugestiones del obsesor relacionadas con la salud, los negocios, los sentimientos o envolviendo problemas existenciales, el obsediado pasa a obrar bajo fuerte tensión, perdiendo energías como si sufriese una insidiosa hemorragia espiritual.

Leer másHemorragia espiritual

Disculpas

André Luiz

La disculpa ante las faltas de que usted haya sido víctima, invariablemente, es acción en su propio favor.

Preste una información sin desconsiderar quien la solicita.

Atienda al bien por la alegría de servir, sin cobrar tributos de gratitud.

No exija la cooperación de los otros en tareas que usted pueda realizar por sí mismo.

Leer másDisculpas