La existencia del alma

Todas las religiones son acordes en cuanto al principio de la existencia del alma, sin que, no obstante, lo demuestren. No lo son, a pesar de eso, ni en cuanto a su origen, ni con relación a su pasado y a su futuro ni, principalmente, y eso es lo esencial, en cuanto a las condiciones de que depende su suerte venidera.

En su mayoría, ellas presentan, del futuro del alma, y lo imponen a la creencia de sus adeptos, un cuadro que solamente la fe ciega puede aceptar, visto que no soporta examen serio. Unido a sus dogmas, a las ideas que en los tiempos primitivos se hacían del mundo material y del mecanismo del Universo, el destino que ellas atribuyen al alma no se concilia con el estado actual de los conocimientos. No pudiendo, pues, sino perder con el examen y la discusión, las religiones creen más simple proscribir una y otra. De esas divergencias en lo tocante al futuro del hombre nacieron la duda y la incredulidad. Pero, la incredulidad da lugar a un penoso vacío.

Leer másLa existencia del alma

La influencia mayor

En el libro “Liberación” psicografía de Francisco Cándido Xavier, el Espíritu André Luiz se reporta a la experiencia de una señora perseguida por dos obsesores que tenían doble propósito: Comprometer su tarea como médium y perturbar el trabajo de su marido, dedicado dirigente espirita.

Explotaban sus dudas, insuflándole la convicción de que las manifestaciones que transmitía eran fruto de su propia mente. Al mismo tiempo atizaban en ella tendencias a los celos, sugiriendo que el marido usaba su posición para seducir mujeres. Ellos entraban en contacto con ella durante las horas que dormía, cuando las criaturas humanas experimentan lo que Allan Kardec define como “emancipación del Alma”.

Mientras nuestro cuerpo duerme, transitamos por el Más allá, en contacto con los Espíritus que guardan afinidad con nosotros.

Leer másLa influencia mayor