Mensaje

Toda vez que Jesús fue convocado a curar, procuró despertar al suplicante para la responsabilidad de la salud, para el compromiso con la vida. Invariablemente, le preguntaba si quería realmente curarse, después de cuyo consentimiento, mediante el toque de amor, Él recuperaba los órganos afectados, restableciendo la armonía en el ser, cuya preservación, a partir de ahí, dependía de el mismo. Seguir leyendo “Mensaje”

Cuando oréis

“Y, cuando estuviereis orando, perdonad.” – Jesús. (Marcos, 11:25.)

La sincera actitud del alma en la oración no obedece a los movimientos mecánicos vulgares.

En las operaciones de la lucha común, la criatura atiende, invariablemente, a los automatismos de la experiencia material que se modifica de manera imperceptible, en los círculos del tiempo; sin embargo, cuando se vuelve el alma a los santuarios divinos del plano superior, a través de la oración, se pone la conciencia en contacto con el sentido eterno y creador de la vida infinita. Seguir leyendo “Cuando oréis”

Volver arriba