Los infortunios ocultos

4. En las grandes calamidades, la caridad se conmueve y se ven generosos rasgos para reparar los desastres; pero al lado de esos desastres generales, millares de desastres particulares hay que pasan desapercibidos, como personas que yacen sobre inmundicias sin quejarse. Estos son aquellos infortunios prudentes y ocultos que la verdadera generosidad sabe descubrir sin esperar que vengan a pedir asistencia. Seguir leyendo “Los infortunios ocultos”

Hijo deficiente

La decepción pasó a serte un hierro en brasas, dilacerando sin cesar tus sentimientos. Todos los planes quedaron desechos, cuando esperabas atesorar felicidad y victoria.

En el pasar de los días, desde las primeras señales, anhelaste por un ser querido que llegaría a tus brazos con los laureles y la predestinación de la grandeza con relación al futuro.

El pequeño príncipe debería traer en el cuerpo, en la mente, en la vida, las características de la raza pura, grandioso en el porte, lúcido en la inteligencia, triunfador en las realizaciones. Seguir leyendo “Hijo deficiente”

Volver arriba