Hijos de Dios

“Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.” –Jesús (Lucas, 21:19)

Al final de cuentas, tener paciencia no será sonreír para las maldades humanas, ni hacer honradas sus actividades indignas sobre la faz del mundo.

Concordar con alguien con todos los males de la senda terrestre, a pretexto de revelar esa virtud, sería un contrasentido absurdo. Tener paciencia, entonces, será resistir a los impulsos inferiores que nos rodean en la senda evolutiva, conduciendo todo el bien que nos sea posible a los seres y cosas que se encuentren delante de nosotros, como la representación de esos mismos impulsos.

Leer másHijos de Dios

La salud

El Padre nos dio el cuerpo que tenemos hoy para mejorar, nos ofreció la oportunidad para encarnar en la materia y así poder progresar y ser mejores moralmente, trabajando para que con perseverancia evolucionemos para mejor.

Este cuerpo que hoy utilizamos es una herramienta que hace que nuestro espíritu vaya adquiriendo nuevos conocimientos, pero también es cierto que no nos pertenece.

Leer másLa salud

Alienación infanto-juvenil y educación

El brote de las alienaciones mentales infanto-juvenil, en un crecimiento asustador, debe reunirnos todos en torno al problema urgente, a fin de que sean tomados cuidados para curar esa cruel pandemia.

En las sórdidas favelas, donde los factores criminógenos se desarrollan con facilidad y morbidez; en los grupos escolares, en los cuales agrandan los problemas de relacionamiento sin ética, sin estructuración moral; en las familias en desagregación por perturbaciones emocionales de los padres, egoístas y arbitrarios; en las calles y plazas deportivas, en razón de la indiferencia de los adultos y de los ejemplos perniciosos por ellos practicados, las drogas, el sexo, la violencia, inducen a niños y jóvenes al martirio de la alienación mental y del suicidio.

Leer másAlienación infanto-juvenil y educación

Existencia breve

1-Considerando las graves secuelas que envuelven al suicida, cuando reencarna, ¿podemos decir que todo niño con problemas físicos y mentales fue un suicida?

Podemos decir que es alguien con deudas del pasado, ya que nadie sufre sin merecerlo, pero debemos evitar la generalización. Hay otros compromisos espirituales que pueden acabar en males semejantes. Algunos ejemplos: el individuo violento, que tiende a renacer en un cuerpo debilitado; el calumniador, con problemas en el habla; el viciado en sexo, con disfunciones en los órganos genitales…

Leer másExistencia breve

Contra el peligro

«Y os digo, que a todo el que me confiese delante de los hombres, el Hijo del Hombre lo confesará también ante los ángeles de Dios” – Jesús (Lucas, 12:8)

Muchos compañeros de labor evangélica suponen que confesar al Maestro se resume solamente en una profesión de fe por intermedio de las palabras.

¿Para demostrar que nos unimos, sinceramente, a Jesús bastará subir a una tribuna o discutir, acaloradamente, con algunos amigos que aún no nos consiguen comprender?

Leer másContra el peligro

Personalidades Parásitas

En la psicología de las personalidades múltiples o anómalas, no podemos descartar la realidad espiritual del propio paciente.

Espíritu eterno, heredero de las acciones anteriores, he aquí que marcha mediante las etapas reencarnacionistas. Acumulando experiencias y somatizando problemas que, a contribución del amor, en la realización edificante, o en el dolor, eliminando delitos, alcanza la plenitud de su realidad: ¡la destinación feliz para la cual fue creado!

Leer másPersonalidades Parásitas

Ellos murieron y volvieron

Dannion Brinkley ya murió dos veces. No! No es ficción. Él tuvo dos experiencias de casi muerte (ECM) y relata lo que vio y sintió del «lado de allá». Fue investigado por el Dr. Raymond Moody Jr – una eminencia mundial en lo que se refiere a este tema – y hoy es su asistente. También Divaldo Pereira Franco, orador espírita mundialmente respetado y conocido, tuvo un caso de muerte aparente. Aquí están los relatos.

Dannion Brinkley, un hombre de negocios de Charleston, EUA, tenía 25 años cuando el 17 de Septiembre de 1975, estando en la casa con su familia, cuando telefoneaba, fue alcanzado por un rayo, fruto de una fuerte tempestad.

Leer másEllos murieron y volvieron

¡Una flor sin aroma!

Yo creo que el pudor en las mujeres es como el perfume en las flores: es el alma de la belleza.

Por hermosa, por encantadora que sea una flor, si al contemplarla no nos embriaga con su embalsamada esencia, pierde mucha parte de su belleza, pierde mucha parte de su encanto; y de igual modo la mujer, aunque sea más bella que la Venus de Nilo, si no rodea su frente la aureola de la pureza y del candor, si no hay en ella aromas de honestidad, si sus aterciopeladas mejillas no se colorean con el rojo matiz del rubor cuando en sus oídos resuenan palabras atrevidas o ve acciones indecorosas, aquella mujer queda convertida en una hermosa estatua de carne, para la cual no habrá un segundo Pigmalion que la anime con su espíritu.

Leer más¡Una flor sin aroma!

Oraciones pagadas

3. Y oyéndolo todo el pueblo, dijo a sus discípulos: – Guardaos de los escribas, que quieren andar con ropas talares y gustan de ser saludados en las plazas, y de las primeras sillas en las sinagogas, y de los primeros asientos en los convites. – «Que devoran las casas de las viudas pretextando larga oración». Estos recibirán mayor condenación. (San Lucas, cap. XX, v. 45, 46 y 47. – San Marcos, cap. XII, v. 38, 39 y 40. – San Mateo, cap. XXIII, y. 14).

4. También dijo Jesús: No hagáis pagar vuestras oraciones; no hagáis como los escribas, que bajo el pretexto de largas oraciones, «devoran las casas de las viudas»; es decir, acaparan las fortunas.

Leer másOraciones pagadas

Vida y valores (El perdón)

La criatura humana es muy especial. Al lado de las virtudes que busca desarrollar, a duras penas, hay unas tantas tormentas de difícil liberación. De entre esas tormentas, que mucho entristecen la vida del individuo en el mundo, está la dificultad de perdonar.

Es muy complicado perdonar. La criatura humana, en el relacionamiento con los otros, en varias oportunidades se va a deparar con la necesidad de lanzar mano al perdón y las cosas quedan difíciles porque, comúnmente, no tenemos hábitos de perdonarnos.

Leer másVida y valores (El perdón)