El sufrimiento en la espiritualidad

El sufrimiento de la humanidad no se restringe tan solo a los seres encarnados, llamados vivos, sino también a los seres desencarnados, criaturas que se encuentran igualmente vivas en la espiritualidad, pues el pasaje de un plano para otro no se hace en un salto, sino en un proceso que tiene, para el alma, una connotación de continuidad.

Este pensamiento está de acuerdo con el mensaje de André Luiz, en el libro En el Mundo Mayor, cuando afirma:“Es inútil suponer que la muerte física ofrezca solución pacífica a los espíritus en extremo desequilibrio, que entregan el cuerpo a los desarreglos pasionales. La locura, en que se debaten, no procede de simples modificaciones del cerebro: dimana de la disociación de centros periespiríticos, lo que exige largos periodos de reparación”. Seguir leyendo “El sufrimiento en la espiritualidad”

Enseñemos humildad

En la propaganda espirita y en la extensión del evangelio, es necesario atender a la tarea básica que nos cabe cumplir.

Enseñaremos humildad con frases oportunas y bien hechas; entretanto, si el orgullo aún vive con nosotros, toda nuestra conceptuación primorosa es simple ruido al viento.

Predicaremos el impositivo de la fe, movilizando indicaciones de los grandes instructores. Sin embargo, si no revelamos confianza en Dios y en nosotros mismos, el prójimo necesitado encontrará en nuestro interior solo el sermón precioso y vacío. Seguir leyendo “Enseñemos humildad”

Volver arriba